ESCENOGRAFÍA

En el corazón del jardín de lasTullerías1, un verdadero museo al aire libre, se encontraba el marco del desfile Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2020-2021 acompañado de obras comprometidas y diseñado por Maria Grazia Chiuri. 

  • Esta colaboración, nacida de una pasión compartida por la historia del feminismo entre la directora artística y la "artista colectiva" Claire Fontaine (lea nuestra descripción) y de la necesidad de poner en primer plano los momentos clave de la emancipación de la mujer, da vida a una atrevida instalación.

    Ya desde el inicio, llaman la atención las palabras "I Say I2", que son el título de la introducción del manifiesto La presenza dell’uomo nel femminismo, escrito en 1971 por la crítica de arte italiana convertida en activista, Carla Lonzi, con su hermana Marta Lonzi y Anna Jaquinta.
    Emblema de su revuelta, esta concisa frase es el símbolo de una alegre singularidad. Al mismo tiempo, supone una manera creativa y colectiva de abordar las múltiples facetas de la subjetividad femenina.

  • Como un diálogo con siluetas en movimiento, afirmaciones lacónicas y luminosas, suspendidas sobre la pasarela, sugieren "cómo podría o debería percibirse la realidad si no estuviéramos condicionados por un punto de vista masculino", comenta Claire Fontaine. La palabra "Consent" ("Consentimiento"), que aparece repetidamente en los colores del semáforo, parpadea y actúa al mismo tiempo como una afirmación y una pregunta, como contraste a la palabra "Love" ("Amor") en rojo vivo. Como este parpadeo, el consentimiento puede, por lo tanto, estar ahí por un momento, desvanecerse rápidamente y luego regresar.

  • De esta forma, estas luces de LED diseñadas por Claire Fontaine son la fuente de poderosas afirmaciones como "Patriarchy Kills Love" ("El patriarcado mata el amor"), "Women Raise the Upraising" ("Las mujeres levantan el ánimo") o "Women are the Moon that Moves the Tides" ("Las mujeres son la luna que mueve las mareas"). Dichas luces de LED actúan "como subtítulos, materializando afectos y temas que la moda deja entre paréntesis para que la gente pueda soñar sin obstáculos", explica Fulvia Carnevale, quien compone, junto con James Thornhill, este colectivo comprometido.

  • Los modelos desfilan sobre la nueva versión de su obra Newsfloor, compuesta por páginas del periódico Le Monde pegadas al suelo, titulada Le Monde pixélisé. Esta pieza se inspiró en una fotografía de Henri Matisse, tomada por Robert Capa en 1949. En ella vemos al pintor dibujando en un salón burgués que le sirve de taller. El suelo está cubierto con periódicos, como si las hojas fueran baldosas o láminas de parqué. Un "ruido visual", según Claire Fontaine, que encarna el del mundo exterior que penetra en el tiempo del desfile, en la encrucijada de las convicciones y los levantamientos, la estética y la ética.

Un impulso vital y la voluntad de crear un espacio de libertad(es), inspirado en la colección de Maria Grazia Chiuri, cuyo savoir-faire celebra la belleza plural de la mujer. Y la posibilidad de singularizarla hasta el infinito.

1. Dior y el Louvre anuncian una colaboración de cinco años para replantar y embellecer los jardines de las Tullerías. El monumental marco del desfile se instaló así en el corazón de este jardín de excepción (no muy lejos de la escultura Le Bel costumé, de Jean Dubuffet). La Maison renueva su compromiso de proteger el medioambiente a través de su apoyo a este punto culminante de la historia de Francia, donde la excelencia de la cultura se encuentra con la belleza de la naturaleza. 

2. "Io dico io" ("Yo digo yo") es también el título de la exposición que tendrá lugar del 23 de marzo al 21 de junio de 2020 en la Galería Nacional de Arte Moderno y Contemporáneo de Roma. Organizada con el apoyo de Dior, se inspira libremente en el manifiesto feminista de Carla Lonzi, que ha impregnado con su espíritu esta colección y las obras concebidas para el desfile.

©Courtesy of Claire Fontaine, Air de Paris, Galerie Neu and T293

Créditos foto - Adrien Dirand