Judy Chicago, ¡el arte en femenino!

  • Esta artista multifacética, célebre personalidad estadounidense nacida en Chicago*, no ha dejado de desarrollar una estética femenina singular que cuestiona la dominación masculina y celebra el éxito de las mujeres, a menudo olvidadas y relegadas a un segundo plano, muy a su pesar. Frente a las líneas definidas y angulosas de sus contemporáneos, ella prefiere las curvas pronunciadas, sensuales, coloridas y sugestivas, en las que las espirales y las conchas evocan los símbolos del poder femenino.

A finales de los años 1970, consolida su arte de un modo atrevido y poético al crear The Dinner Party, una instalación monumental diseñada como una mesa triangular —dispuesta para treinta y nueve comensales— que reposa sobre una base de porcelana donde figuran los nombres de 999 personalidades míticas femeninas. Esta emblemática obra, que representa el lugar que ocupan las mujeres en Occidente, ha dado la vuelta al mundo. Actualmente, forma parte de la exposición permanente del Museo de Brooklyn de Nueva York.

A través de este proyecto de investigación que supera los límites de lo establecido, Judy Chicago ha descubierto el papel fundamental de las diosas en la Antigüedad y en las diferentes culturas del mundo. Devolver a las mujeres su dimensión divina y esclarecer la cara de la historia que ha sido sepultada, arrojando luz a través de estas figuras inspiradoras y creadoras: estas son las apasionadas vocaciones que, desde hace casi sesenta años, guían sus reflexiones hacia innumerables temas, como es el caso del bordado. En consecuencia, durante la colaboración con Maria Grazia Chiuri, ha podido aportar sus conocimientos exhaustivos acerca de la historia de las mujeres, pero también acerca de la labor de la aguja y del textil. Asimismo, ha dado conferencias por todo el mundo, ha publicado catorce libros y fue la cofundadora en 1970 del Feminist Art Program en la Universidad Estatal de California, Fresno. Poco después, la pintora Miriam Schapira continuó con esta iniciativa inedita a partir de la exposición Womanhouse, realizada por mujeres artistas y un grupo de estudiantes del prestigioso Instituto de las Artes de California (CalArts), alentados a pensar más allá de las convenciones y las imposiciones sociales.

Esta auténtica pionera define el arte como la máxima expresión del espíritu humano, un espíritu que, sin embargo, se les negó a las mujeres durante siglos.

* Nacida bajo el nombre Judy Cohen, ella misma eligió el nombre de su ciudad natal como apellido.

Créditos foto - Sarah Blais & Kristen Pelou