El artista

Amoako Boafo es un pintor nacido en Accra (Ghana) que vive en Viena (Austria).

Los retratos de Boafo resultan seductores por su lucidez; en todas sus obras acentúa las figuras, que normalmente aparecen aisladas sobre fondos de un solo color. Su mirada es el punto focal de la obra. Las pinceladas son gruesas y expresivas, los contornos del cuerpo se suavizan casi hasta la abstracción. Su serie más conocida, los retratos de Black Diaspora, son un medio para celebrar su propia identidad y la identidad negra.

“La idea principal de mi arte es representar, documentar, celebrar y mostrar nuevas formas de enfocar la identidad negra”, recalca Boafo. Gran parte de su obra está inspirada en su infancia, y habla sobre cómo se educa a los hombres para que sean agresivos y masculinos, una idea que pone en tela de juicio en sus obras. Aunque los mensajes subyacentes de su arte son muy intensos, el conjunto de sus obras posee una cierta suavidad. Las posturas son serenas y las pieles, luminosas.

Boafo estudia en la Academia de Bellas Artes de Viena. En 2017 recibió el premio Walter Koschatzky del jurado. Coleccionistas e instituciones públicas y privadas se interesan por su trabajo. Las últimas en adquirir sus obras han sido el Museo de Arte Hessel del CCS Bard College, el museo Albertina de Viena y el museo Rubell. La Mariane Ibrahim Gallery de Chicago, que representa al artista, celebrará la primera exposición dedicada en exclusiva a él, titulada “I stand by me”, del 10 de septiembre al 24 de octubre de 2020.

Créditos foto - Francis Kokoroko